Purificación de Agua y estufas Mejoradas, Guatemala

Los filtros de agua y las estufas mejoradas brindan beneficios de salud a más de 230,000 personas

Las enfermedades transmitidas por el agua han sido identificadas como una prioridad nacional en Guatemala debido a la alta incidencia de enfermedades diarreicas y desnutrición crónica. Este proyecto distribuye filtros de agua y estufas que permiten el acceso a agua limpia y mejoran las condiciones de cocción al aumentar la eficiencia del combustible y reducir la contaminación dañina del aire al interior de los hogares. Es el primer proyecto de tratamiento de agua y estufa Gold Standard en el país. Actualmente, el proyecto se desarrolla en los departamentos de Alta Verapaz, Huehuetenango y San Marcos y hasta el momento ha beneficiado a más de 230.000 personas.
Además de ofrecer reducciones de emisiones para ayudar a tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático (ODS 13), el proyecto ofrece una serie de otros beneficios para el desarrollo sostenible. Éstos incluyen:

Salud y bienestar: el filtro de agua utiliza un filtro cerámico alimentado por gravedad hecho de arcilla, aserrín, plata coloidal y carbono para tratar dos litros de agua no potable por hora. Elimina el 99% de los patógenos, lo que lo hace más seguro para beber y cocinar al reducir las enfermedades transmitidas por el agua y también reduce la necesidad de leña, lo que reduce la contaminación del aire interior. Las estufas mejoradas distribuidas queman combustible de biomasa de manera limpia y eficiente, lo que contribuye a una reducción de la contaminación del aire interior a la que están expuestas las familias, especialmente las mujeres.

Lucha contra la Pobreza: Ecofiltro y una ONG local, Socorro Maya, venden los filtros de agua y las cocinas mejoradas a los hogares. El financiamiento del carbono permite que sean más asequibles para los hogares de bajos ingresos con un plan de pago de 18 meses que les permite acceder a préstamos sin intereses. No hay costos iniciales y las familias pueden comenzar a ahorrar en leña (y los costos asociados) de inmediato. El hogar promedio que utiliza una estufa mejorada reducirá su uso de biomasa en aproximadamente un 65%, lo que equivale a 1.700 kg cada año. Dado que el 49% de los hogares que usan biomasa compra la madera, estimamos que la familia promedio ahorra combustible por US $ 35 por año.

Acceso a energía Limpia: los dispositivos mejoran el acceso a la energía dentro de las áreas del proyecto ya que se gasta menos dinero en combustibles costosos. El aumento de la distribución de los dispositivos de filtración de agua y las estufas de bajo consumo de combustible aseguran que una mayor parte de la población tenga acceso a estas tecnologías de energía, tiempo y costo eficientes.

Agua limpia y saneamiento: Cada hogar que compra un filtro de agua recibe ayuda con la instalación, capacitación y servicios de postventa de parte de los técnicos. Los técnicos preparan y entregan información pública y aumentan la conciencia acerca de la importancia de la higiene del agua, lo que ayuda a ampliar el acceso de la comunidad para mejorar el suministro de agua. El apoyo también es proporcionado por los trabajadores sociales; típicamente mujeres empleadas para trabajar a tiempo parcial y mantener la presencia del proyecto en la comunidad.

Vida en la tierra: aproximadamente el 96% de la madera extraída en Guatemala no es renovable, lo que demuestra un uso forestal altamente insostenible en el país. La disminución del uso de leña a través de este tipo de proyecto alivia la carga del uso excesivo en los bosques y, posteriormente, mejora las tasas de deforestación y la amenaza correspondiente para la biodiversidad. Limitar la deforestación también puede minimizar el riesgo de deslizamientos y el impacto negativo en los rendimientos agrícolas de la erosión del suelo.

Igualdad de género: el proyecto ayuda a los hogares a ahorrar tiempo al cocinar y recolectar madera; se ahorra un estimado de 30 minutos por día a partir del tiempo que normalmente se dedica a cocinar, y que las mujeres pueden asignar a otras actividades.

Trabajo digno y crecimiento económico: los empleos son creados por Ecofiltro y Socorro Maya para la fabricación de los productos, su instalación, la capacitación de los hogares sobre su uso y el trabajo social en las comunidades locales. El proyecto estima tener 800 empleados empleados a lo largo de la cadena de suministro en roles tanto temporales como permanentes. Existe una creciente demanda de estas tecnologías en todo el país y el suministro de materiales, fabricación, distribución y mantenimiento tiene un impacto positivo en el crecimiento económico. Este es uno de los dos únicos proyectos de estufas que se están ejecutando en Guatemala, y la distribución planificada a nivel nacional del concepto crea oportunidades para la exportación nacional e internacional.

Consumo y producción responsables: además de aumentar la eficiencia de las tecnologías que usan combustible, el proyecto trabaja para garantizar que más personas conozcan las prácticas de consumo sostenible a través de su programa de agua limpia en las escuelas. Este programa consiste en vender o donar filtros a escuelas en áreas rurales y periurbanas donde el hervir el agua es una práctica común. Se requiere que la escuela involucre a los estudiantes en un programa de educación sobre agua limpia antes de que se entreguen los filtros y cuando se entregan los filtros, se invita a los padres a la escuela para escuchar sobre la importancia del agua limpia.
parallax background
 

Aproximadamente el 35% de la población rural del país bebe agua sin tratamiento, mientras que el 39% hierve su agua.